Nocturna 2013: Lunes, 3 de junio

Fotografia: Nocturna 2013: Lunes, 3 de junio

Me acerco hasta los cines Palafox para empezar a palpar el ambiente de esta primera edición de Nocturna. La primera impresión que se confirma es que la organización no había podido elegir mejor sede: además del encanto de los cines de época, los Palafox son, ya desde hace tiempo, sinónimo de cine fantástico y de terror, al haber sido durante muchos años sede de la muestra de cine fantástico que el canal SyFy organiza cada año.

Una de las características de este primer Nocturna es la proyección de un corto con todas y cada una de las películas a proyectar. De este modo me estreno en el festival con Project Shell, que más que querer contarnos algo, funciona como reel técnico. Buena fotografía, FX y CGI. Historia mínima. 

Toad Road | Poster | NocturnaToad Road, la primera película de The Woodshed, la productora de cine de terror que ha montado Elijah Wood, se convierte en mi primer largometraje del certamen. En el descubrimos la historia de un grupo de jóvenes sin demasiado que hacer y su inmersión en mundo de drogas que les lleva a perder de vista la linea que separa la realidad de lo figurado. La cinta es una de estas pequeñas películas independientes que coquetean con el terror pero que no pueden considerarse como un film puro de género. La experiencia de su director, Jason Banker, en el mundo de los documentales queda patente en una primera parte que retrata perfectamente el mundo de unos chavales que nos recuerdan a los de Kids. A partir de ahí la película va construyendo poco a poco un ambiente claustrofóbico, un viaje en espiral, donde confluyen tanto el rito inciático como el mal viaje final. Una agradable sorpresa.

Toad Road | Nocturna

A las diez de la noche el Palafox se viste de gala para la sesión inaugural del festival, el pase de Silent Hill: Revelation 3D. Antes presencio una ceremonia quizás demasiado impostada en la que se echa de menos una naturalidad y una cercanía más propia de un certamen de género como este que, afortunadamente, si se dará en días posteriores. Se procede a la entrega uno de los premios honoríficos (en este caso más bien promocional) del festival a Samuel Hadida, productor de la saga Resident Evil, del Conan de Jason Momoa o de la propia Silent Hill que se proyecta esta noche.  

Silent Hill 3D | Nocturna

Antes toca ver Al otro lado, una cortometraje de tintes fantásticos que ofrece una mirada romántica al género pero que no acaba de enganchar a pesar de su cuidado aspecto técnico.

Y por fin llega la hora de… dormir. La segunda inmersión cinematográfica en ese pueblo maldito sólo da para eso, para dormirse. Mientras que la primera entrega pretendía, incluso con todos sus fallos, desarrollar una historia trabajada que a la vez mantuviese todos los puntos reconocibles de la saga de Konami, esta continuación se queda en una mera explotación visual de ese universo. No hay misterio, no hay ambiente, y apenas hay vestigios de una trama que ni siquiera merece llamarse así. Un auténtico tostón.