Sitges 2013 | Viernes 18: Cerca del final

Fotografia: Sitges 2013 | Viernes 18: Cerca del final

La penúltima jornada (sin contar los maratones del domingo) del festival se presenta bien cargada y se abre con uno de los platos fuertes del festival: El segundo capítulo de Insidious.

Tres años después de dar un importante toque de atención con Insidious (a pesar de su recta final) y apenas unos meses después de graduarse con honores con esa pequeña maravilla llamada The Conjuring, James Wan se presenta en Sitges ya como todo un maestro del género de terror. Siguiendo la trama justo donde la primera película lo hacía, nos encontramos a la familia Lambert lidiando de nuevo con el mundo de lo sobrenatural en una película divertidísima que explora caminos distintos a los de la primera película a la vez que conecta acontecimientos sucedidos en las dos entregas. Wan vuelve a demostrar su maestría detrás de la cámara y sus dotes para jugar con el espectador, utilizando tanto elementos del terror más clásicos cómo otros prestados de géneros afines como la ciencia ficción. El final, abierto de nuevo pero apuntando nuevas direcciones, me deja con ganas de más Insidious; aunque no podrá ser bajo la batuta del creador de la saga Saw, que ya ha anunciado que no tiene nada más que decir en el género de terror y se encuentra actualmente rodando un nuevo capítulo de la saga The Fast And The Furious.

Insidious 2 | FilmBunker

Otro viejo conocido del festival es Lucky McKee, responsable de cintas como The Woman o May, que nos trae en esta ocasión una nueva versión de la que fuese su primera película: All Cheerleaders Die. Brujería, sangre y adolescentes son los tres elementos básicos para una gamberrada que juega con los tópicos del cine adolescente americano sin presentarnos nada nuevo, y sin conseguir tampoco subvertirlos. La fallida Jennifer’s Body conseguía plantear muchas más ideas y una vuelta de tuerca que McKee ni siquiera parece buscar. Para pasar el rato (con las expectativas bien bajas) y poco más.

All cheerleaders die | FilmBunker.NET

Si las dos anteriores cintas nos reunían con nombres ya conocidos, Afflicted nos presenta a dos nuevos talentos, Derek Lee y Cliff Prowse, que han conseguido levantar bastante revuelo con esta su primera película. Un inicio fresco y divertido nos presenta a dos amigos que, dispuestos a emprender un viaje alrededor del mundo, deciden documentar todo su periplo con una cámara de video. Found Footage pues para un film que, sin querer desvelar nada de su trama, vuelve a coger otro de los arquetipos del terror más tradicional para presentárnoslo de una manera realista a través de los ojos de sus protagonistas. La película, en un primer momento bastante audaz, se convierte después en un espectáculo de efectos especiales (realmente sobresalientes) que sufre del corsé de su propio género. Una buena apuesta, muy bien hecha, que termina cansando por ser más de lo mismo.

Afflicted | FilmBunker.NET

Marcan las once de la noche y en El Retiro se gesta una de esas sesiones gamberras típicas de Sitges. ¿La culpable? La segunda parte de la antología de terror V/H/S. Simon Barrett, Jason Eisener, Gregg Hale y Eduardo Sánchez, Adam Wingard y, por encima de todos ellos, Gareth Evans y Timo Tjahjanto; son los encargados de firmar una colección mucho más cohesionada y divertida que su primera entrega. Como en toda cinta de este tipo, hay eslabones débiles: Tanto el nexo en común como la primera de las historias están bastante por debajo (o al menos son bastante más aburridos) que los otros tres relatos. Pero dejemos de engañarnos, el verdadero protagonista aquí es Safe Heaven, el segmento de los directores de The Raid y Macabre; una auténtica orgía apocalíptica que nos tuvo aplaudiendo prácticamente durante todo su metraje. Si no sois demasiado aficionados a este tipo de películas, al menos aseguraos de ver este segmento.

V/H/S/2 | FilmBunker.NET

Dejo en manos del Red Bull la tarea de engañar a mi cuerpo y tomo asiento en El Prado para pasarme toda la madrugada viendo TRES películas pertenecientes a la sección Noves Visions: Faraday, The Dirties y Escape From Tomorrow.

No creo que Faraday merezca que me extienda demasiado. Una película que arranca con toques frescos que enseguida empiezan a quedar sepultados por un ritmo estrambótico, chistes dignos de cualquier cuenta de twitter del tres al cuarto y que, sobre todo, evidencia su falta de ideas en cuanto se convierte en un gratuito “¿Quién es Quién?" de la fauna twittero/fanzinera/alternativo/cinematográfica del país. Indigna de un festival como Sitges.

The Dirties sí supone una buena e interesante muestra de ese nuevo cine de bajo presupuesto que se está haciendo en la actualidad. El proyecto escolar de un par de estudiantes nos enseña como son sus vidas, sus relaciones con el resto de compañeros y, sobre todo, esa constante presión (muy presente en los institutos americanos) hacía cualquiera que se muestre un poco diferente. Una cinta curiosa y divertida que, poco a poco, va cogiendo un cariz más turbio. Columbine Year One.

Y para terminar mi jornada más larga de esta edición, una de las películas que más comentarios había suscitado en los tours festivaleros: Escape From Tomorrow.

Grabada prácticamente en su integridad en Disneyworld y Disneyland de manera clandestina, la película nos relata la pequeña bajada a los infiernos de un padre de familia que descubre que acaba de ser despedido en plena visita al complejo de atracciones de la Disney. Con un tono inquietante, la cinta se decanta por subvertir de manera sutil toda esa imaginería infantil y familiar con una dosis de LSD, vouyerismo y atracción por lo prohibido, pero sin tener claro a donde quiere llegar. Fallida.

Crónica de @Pinker