Sitges 2014 | Lunes y martes

Fotografia: Sitges 2014 | Lunes y martes

Lunes 6 - Por fin es lunes. Las hordas de visitantes provenientes de Barcelona que ha tenido el certamen durante el fin de semana están ahora trabajando o estudiando y Sitges se convierte casi en otro festival, igual de interesante, pero mucho más relajado. Un buen desayuno inglés, un paseito por los puestos de la Playa de San Sebastían (cayó algún Blu-Ray, claro) y de vuelta al Retiro para la primera película del día.

Honeymoon suena a ya conocido: Una pareja de recién casados se va de luna de miel a una casa familiar en un lago donde, por supuesto, empezarán a pasar cosas extrañas. Una de estas películas (y nos hemos encontrado varias en este festival) que, sin inventar nada, consiguen sobresalir de la media con una magnífica gestión de la tensión y del ritmo. La cinta utiliza unos acaramelados videos caseros de la pareja para ponernos en antecedentes y darnos a conocer la dinámica de su relación. Lo que puede ser un comienzo demasiado pasteloso sirve como contraste perfecto para la sobredosis de malrollismo que nos encontraremos más adelante; un malrollismo ambiental y, en una de las escenas más destacables de toda la película, también físico.

FilmBunker.NET | Sitges 2014 | Honeymoon

Sigo con The Canal, una película irlandesa de terror más o menos clásico que, sin aportar ninguna novedad al género, sí que consigue jugar bien sus cartas y absorberme en su atmósfera. La sospecha de infidelidad de su esposa lleva a David, el protagonista de la cinta, a presenciar el asesinato de esta por parte de su amante. Lo que parece un simple crimen empieza a tomar tintes sobrenaturales cuando David comienza a indagar en el pasado de su casa y el cercano canal donde se produjo el crimen. Elementos de Insidious o Sinister en una trama llena de tensión muy disfrutable, a pesar de lo típico de sus elementos y de algunos trucos demasiado trillados (Esos súbitos efectos de sonido a un volumen infernal).

FilmBunker.NET | Sitges 2014 | The VoicesMarjane Satrapi da el salto al mercado americano con The Voices, una película repleta de humor negro protagonizada por Ryan Reynolds, Gemma Arterton y Anna Kendrick. Reynolds interpreta a un empleado de una fábrica de bañeras con un historial de  trastornos mentales que le llevan a dialogar con su gato y su perro. Su creciente interés en Fiona, una de las encargadas de la contabilidad de su empresa, desencadenará una serie de brutales asesinatos. Satrapi intenta meternos en la mente de su fantasioso y risueño protagonista, a través de la estética de la película y de un tono casi de comedia romántica. A partir de ahí, cuando la historia pega un giro más siniestro y perturbador, se echa de menos una mayor crudeza a la hora de mostrar el contraste entre el mundo de colores del personaje interpretado por Reynolds y la realidad. Es una película atípica, con algunos momentos muy buenos, y que se ve con una constante sonrisilla en la cara, pero no puedo quitarme de encima la sensación de que hay algo que falta o que no acaba de funcionar.

Me animo a ver Spring a pesar de un trailer que no me atrae demasiado y de lo impertinente del horario de la proyección (1 de la madrugada del lunes), animado por su buena cogida en otros festivales. Lo que me encuentro, aunque voluntarioso, no compensa la pérdida de horas de sueño: Un joven viaja a Italia tras la muerte de su madre, con la intención de huir del malsano ambiente de su ciudad natal. Una vez allí comenzará una apasionada relación con una misteriosa joven. Justin Benson y Aaron Moorhead se toman demasiado tiempo para acabar elaborando un insulso cruce entre Antes del amanecer y The Man From Earth que no resulta creíble ni por lo endeble de la historia de amor (Lo siento, pero ese representante de la white trash yankee no pinta nada ligándose a una bióloga con aspecto de modelo) ni por unos diálogos carentes de la chispa de Linklater y que, además, no tardan demasiado en volverse repetitivos.

Martes 7 - El martes comienza con otra película bastante comentada también en el circuito de festivales: A Girl Walks Home Alone At Night, la segunda película dirigida por una mujer iraní que veo en el festival. Una historia que utiliza el vampirismo para establecer una alegoría, bastante obvia, sobre el papel de las mujeres dentro de la sociedad iraní. Más allá de eso, drogas, gangsters de medio pelo, el contraste entre la juventud y sus mayores y alguna escena quizás demasiado cool (esa vampira adolescente ataviada con el velo islámico que recorre la noche en su skateboard) que evidencian que la revista Vice es una de las productoras de la película. Curiosa.

How I Live Now es la enésima adaptación de una novela juvenil de éxito. En ella Daisy, interpretada por Saoirse Ronan, viaja desde los Estados Unidos hasta la campiña inglesa para pasar una temporada con su tía y sus primos justo cuando estalla la tercera guerra mundial. Superados unos primeros momentos de amor adolescente bastante melosos y ridículos, la película sorprende al cambiar totalmente de registro y presentarnos un mundo cruel y oscuro donde no hay hueco para el heroísmo y todo lo que los personajes pueden hacer es tratar de sobrevivir. A pesar de eso, y de estar bien llevada, la película no aporta demasiado y resulta bastante olvidable, salvo como crea-traumas para una chavalada acostumbrada a historias mucho más arquetípicas.

FilmBunker.NET | Sitges 2014 | Oculus

Toca volver a subir al Auditori para ver otra de terror en su vertiente de objeto encantado jode-vidas: Un espejo en este caso. Oculus cuenta la historia de una pareja de hermanos marcados por una tragedia familiar causada, claro está, por el dichoso objeto. Ya mayorcitos, y echando manos de la tecnología, los hermanos buscan venganza contra ese ente que acabó con su núcleo familiar. Hay varios elementos en la película bastante acertados y que funcionan muy bien: Toda la parafernalia y metodología científica y, sobre todo, ese juego entre la realidad y lo que el espejo quiere que los protagonistas crean que está pasando. Al final, aunque poco creíble, resulta muy divertido observar la ingenuidad con la que los personajes se enfrentan a un poder sobrenatural que enseguida tomará el control. Un tren de la bruja que, aunque previsible, proporciona un buen rato.

FilmBunker.NET | Sitges 2014 | Maps to the Stars

Si hace un par de años tuvimos la oportunidad de presenciar en Sitges la visión de Cronenberg del capitalismo (Cosmopolis), este año toca ver como retrata el canadiense los entresijos del Hollywood más superficial enMaps to the Stars. Una familia de padres manipuladores, un niño prodigio, una hija desterrada, una actriz en horas bajas acomplejada por el fantasma de su madre, un actor wannabe que trabaja como conductor de limusinas… Cronenberg se vale de todos estos personajes para retratar, con brocha bastante gorda, una red de relaciones, patetismo, drogas, caprichos y envidias que no deja demasiado bien parada a la comunidad cinematográfica de Los Ángeles. Llena de mala baba y humor negro, la película logra sacarme más de una carcajada a mandíbula batiente, pero cuando llega el momento de profundizar e intentar ir más allá de un comentario igual de superficial que sus propios protagonistas, la cinta simplemente no da la talla. Aún así, una película disfrutable y con buenos momentos.