Sitges 2014 | Miércoles y jueves

Fotografia: Sitges 2014 | Miércoles y jueves

Miércoles 8

Este año el buen tiempo parece que está acompañando durante todo el festival, y aunque hay tentación de acercarse a la playa o quedarse tomando algo en una de las cientos de terrazas de Sitges, el ansia por ver más cine puede sobre cualquier cosa.

Comienzo la sexta jornada del festival acercándome al Auditori para ver la segunda película de Richard Ayoade, al que muchos conocerán sólo como el Moss de The IT Crowd, pero que, poco a poco, se está labrando una carrera como creador de lo más interesante. En The Double Ayoade adapta a Dostoyevsky para hablarnos sobre la identidad a partir de la historia de Simon, un eficiente, pero tímido, y antisocial trabajador que parece pasar completamente desapercibido para todo el mundo. Repleta de humor negro y patetismo, la cinta recoge el testigo de Terry Gilliam y retrata un mundo atemporal, alienante y asfixiante sin caer en la excesividad y en la sobrecarga que muchas veces caracteriza al ex-Monty Python. Sumémosle algunos toques del cine indie-juvenil que Ayoade ya demostró dominar en su debut, Submarine, e incluso algunos algunos guiños a sus comienzos televisivos (Recuperad Garth Marengui’s Dark Place YA) y tenemos una película sólida, arriesgada y con buenas interpretaciones que consigue aterrizar de pie. Además, ¿Cómo no me iba a gustar un film con cameo de J. Mascis incluido?

Sitges 2014 | The Double | FilmBunker.NET

Como algo rápido y me dispongo a hacer la digestión con The Treatment, un euro-thriller de más de dos horazas de duración y con un trailer inquietante, que sigue al inspector Nick Cafmeyer en su investigación de una red de peredástia que podría estar relacionada con la desaparición, cuando era un crío, de su propio hermano. El ambiente oscuro, lo creíble de la investigación y algunos buenos detalles hacen que la cinta enganche desde el minuto uno. Una película bien llevada, fría, con momentos duros, y sin concesiones, que gustará mucho a los fans del género. Al resto de espectadores probablemente les resultará un poco más de lo mismo, pero no se puede negar que es un film más que competente.

Sitges 2014 | The Treatment | FilmBunker.NET

Tras algunas películas interesantes pero irregulares, Jim Mickle está consiguiendo levantar un pequeño gran revuelo con Cold In July, una cinta que parece suponer la consagración del director norteamericano. Después de disparar a un ladrón de poca monta que intentaba robar en su casa, Richard Dane empieza a preocuparse por la seguridad de su familia cuando el padre del intruso aparece con ansias de venganza. Lo que comienza como una clásica e intensa home invasion movie acaba transformándose en una especie de buddy cop movie a tres bandas. Un giro extraño, que supone también un cambio en el tono de la película, y que llega a descolocar un poco, pero que, a la postre, se convierte en una de las señas de identidad más destacables de la cinta. Ambiente de western para un film que sigue, en su aspecto musical, la que parece ser una de las tendencias más claras en este Sitges 14: El homenaje al maestro John Carpenter. 

Sitges 2014 | Cold In July | FilmBunker.NET

Casi las once de la noche y toca gran estreno en el Auditori: Anabelle, la precuela de The Conjuring, el clásico instantáneo del año pasado. A pesar de mi devoción incondicional por la cinta de James Wan, no entro en la sala con demasiadas expectativas: Anabelle apesta por todos lados a subproducto, y la elección de John R. Leonetti (Con un curriculum repleto de joyas como Mortal Kombat: Annihilation o El efecto mariposa 2) no hace sino confirmarlo. Como su nombre indica, la película nos cuenta el origen de la muñeca que protagonizaba el prólogo de su predecesora. Sin más conexión que esa, la cinta se decanta por un terror clasicista con alguna buena idea (Esa vinculación de la muñeca con la Manson Family), y alguna escena conseguida (atentos a la del ascensor) hasta que va cayendo en el clásico tedio del terror sin ideas ni motivaciones y llega a un final que es puro trámite. Tipiquísima serie-b de terror que no hace sino poner en relieve la importancia del trabajo que James Wan ha hecho en el género.

Sitges 2014 | Anabelle | FilmBunker.NET

Llevo cuatro películas y son casi la una de la madrugada pero mi día aún no ha acabado, tengo por delante uno de los maratones más esperados: V/H/S Viral, The ABC’s of Death 2 y México Bárbaro. La fiesta episódica comienza con la tercera entrega de la saga VHS que intenta dotar de algo más de coherencia al segmento central sin demasiado éxito. Destacan el divertidísimo segmento de Gregg Bishop y el comienzo de Parallel Monsters, dirigido por un Nacho Vigalondo demasiado pasado de rosca como para rematar de una manera satisfactoria. El resto provoca bastantes bostezos y hacen que esta V/H/S Viral sea la más débil de la saga.

Sitges 2014 | V/H/S Viral | FilmBunker.NET

ABC’s of Death 2, sin embargo, consigue solventar alguno de los problemas de su primera entrega. Sigue habiendo subidones y bajones a lo largo de los 26 cortos que componen la cinta, pero en general está mucho mejor equilibrada y se hace mucho más disfrutable que su predecesora. Atentos a una recta final memorable con su punto álgido en el magistral X is for Xylophone de Bustillo y Maury. 

El reloj marca casi las 5 de la madrugada y me veo ya sin fuerzas para aguantar la que sería mi séptima película del día, así que lo siento por el malísimo staff de México Bárbaro, pero tendré que dejar su película para otra oportunidad: Me voy a la cama.

Jueves 9

Si justo ayer me acosté con el buen sabor de boca del ya mencionado corto de los franceses Bustillo y Maury, ahora me toca sentarme a ver su nueva entrega en formato largo: Aux Yeux Des Vivants. Una película que empieza como un clarísimo homenaje a la factoría Amblin que a ratos parece sincero, a ratos resulta impostado (no acaba de cuadrar del todo en un ambiente más europeo), para volver luego a terrenos más propios de la pareja de directores franceses. La mezcla es curiosa y hay algo de perverso en coger a esos clásicos chavales que podrían haber salido de los Goonies y meterles a la fuerza en un sucedáneo de La matanza de Texas, pero la película no consigue encajar del todo. Aún así, se hace llevadera y divertida.

Sitges 2014 | Aux Yeux Des Vivants | FilmBunker.NET

Siguiendo con el cine europeo de género, me acerco acerco hasta el Auditori para ver la nueva película de Fabrice Du Welz, Alleluia; una película que está recogiendo muy buenas críticas por todos los festivales por los que pasa y que, además, tiene una gran conexión con nuestro cine en su protagonista: Lola Dueñas. Seducida por un encantador Michel, Gloria se ve envuelta en una historia de amor absorbente que sacará a la luz lo peor de ella cuando su amado resulta ser un timador. Dueñas se hace con las riendas de la cinta en una interpretación magistral que no evita, sin embargo, que el metraje se haga más denso que el cemento. Una especie de versión de Sightseers de Ben Weathley en clave de drama intimista belga recomendable pero no apta para ver a la hora de la siesta.

Sitges 2014 | Alleluia | FilmBunker.NET

Un paseo por las inmediaciones del Melía basta para darse cuenta de que no es un día normal en Sitges. En la puerta del hotel hay una pequeña multitud que espera (incluso con posters tamaño GIGANTESCO de La máscara del zorro) la llegada de Antonio Banderas. En una de las jugadas más clásicas de los festivales de cine, el malagueño aprovecha su paso por el certamen para recoger un premio a su trayectoria así como promocionar su última película: Autómata.

La cinta de Gabe Ibañez supone un claro homenaje a la ciencia ficción setentera en la onda de Atmósfera cero, Naves misteriosas o  Blade Runner. Banderas interpreta a un agente de seguros encargado de investigar varios casos de robots que han empezado a violar sus directrices primarias. Todo suena a conocido, pero la trama resulta sugerente y el desarrollo interesante hasta llegar a una travesía en el desierto (metafórica y literal al mismo tiempo) que hace que todas las bondades de la película se vayan por el retrete. Para cuando llega el climax, estoy ya lo suficientemente hastiado como para que lo que Ibañez trata de contarme no me importe lo más mínimo. Un tijeretazo de, al menos, 20 minutos, algunas reiteraciones de menos y no tanto ánimo de transcender le hubiesen venido muy bien a esta, por otro lado, voluntariosa película. Una pena.

Sitges 2014 | Automata | FilmBunker.NET

Los cuatro guardaespaldas de Banderas, toda la parafernalia de su llegada y su, según él, no preparado (¡JA!) discurso de 15 minutos hacen que me pierda el pase de R-100, la última locura de Hitoshi Matsumoto. Otra película más a recuperar. Mañana será otro día.

Crónica de @pinker