[Viernes] Día 1: Génesis.

Fotografia: [Viernes] Día 1: Génesis.

Con lluvia y bajo un cielo gris arrancó la edición número 19 de SXSW. Hasta ahora, la más húmeda que he experimentado en casi 5 años. Fuera de la lluvia, se mantienen los elementos comunes que hacen de este EL lugar a visitar en Spring Break.

Los patrocinadores no pierden detalle. Bastó caminar unas cuadras en el corazón de Austin para encontrar voluntarios regalando impermeables desechables, cortesía de Fandango. ¿No te digo? Esta hidra es incontenible.

En teoría, el día pintaba tranquilo con tres filmes en el queue personal: The cabin in the woods, God Bless America y [REC]³ Genesis. A sabiendas de que las reglas pueden cambiar en cualquier momento, iba dispuesto a no dejar que nada se interpusiera para lograr el objetivo.

Cabin in the woods

El teatro Paramount fue la primera parada. Un recinto histórico de arquitectura neoclásica. El escenario perfecto para The cabin in the woods, la telonera del festival.

Consejo # 1 para moverte en SXSW: sé puntual.

La puntualidad = gloria. El año pasado se registró una asistencia de más de 66 mil personas. Llegar temprano es llegar a tiempo, y llegar a la hora es tarde. No dejes que rompan tu corazón. Una hora antes siempre, mínimo.

Una hora antes, la fila ya doblaba la manzana del auditorio. Dos cuadras de cinéfilos adelante. El Paramount aloja a más de 3 mil asistentes. Mi posición auguraba éxito. El halcón estaba en el nido.

Las filas representan la oportunidad de hacer amigos o enemigos. TODOS tiene una opinión y quieren hacértela saber. Evité pláticas sobre el filme que tenía enfrente, del cual solamente sabía uno que otro detalle:

[Es una película “alternativa”. Joss Whedon produjo. No he visto nada de Joss Whedon como director. Como guionista he disfrutado Speed, Toy Story, X-Men y Captain America. Los escasos comentarios en la red son positivos.]

Esto, en sí. Es lo único que debes saber, potencialmente, para asegurarte una experiencia aún más placentera. Mientras menos sepas, mejor será. Calma tu ansias y disfrútala, si es que puedes. Drew Goddard fue guionista regular de Lost. Entre él y Damon Lindelof escribieron varios episodios memorables, incluyendo ese donde conocemos a Desmond via sus múltiples flashbacks — para que lo ubiques.

Anoche, en tuiter, escribí que el mejor consejo es no leer nada, no ver el trailer, sacarla de tu sistema hasta que te topes con ella. Está bien que la veas como unas clásicas teen slashers de chicos en una cabaña. Todos los clichés aparecen puntuales y entonces, como si fuese un cubo de Rubik, poco a poco se desplega una estructura novedosa que la separa años luz de todas las demás.

Con el ánimo a tope y con una sonrisa dibujada en los labios regresé a enfrentar el clima.

Consejo # 2 para moverte en SXSW: no manejes / conduzcas.

El tráfico es pesadillesco, y lo será más a partir del miércoles cuando la fauna de música (más de 16 mil personas) haga su aparición. Tampoco conviene pagar 10 dólares de estacionamiento cuando puedes caminar, usar bicicleta o el shuttle que te lleva de cine en cine gratis.

Corrí en pos del shuttle, tenía escasos 10 minutos para llegar al Drafthouse por las últimas dos funciones. Llegué a tiempo. La fila se extendía pero aún había oportunidad. Mi boleto #120 aseguraba mi entrada (esa sala cubre a 250 personas). Todo bien hasta el momento.

God bless America

Bobcat Goldthwait presentó su filme. Hace unos años dejó de ser, para mí, el comediante de voz áspera y humor iconoclasta. Empecé a tomarlo en serio desde que entregó World's greatest dad y nos presentó al Robin Williams más creepy de este lado de One hour photo e Insomnia. “I’m a filmmaker, mutherfuckers,” dijo previo a la proyección.

God bless America es triste porque es real. Goldthwait escribió la antítesis pop. Una critica ácida e irreverente hacia la sociedad norteamericana. Me dejó sin argumentos. Pone la lupa encima del charco cultural gabacho y nadie se salva. Ni Diablo Cody, ni Kim Kardashian, Lindsay Lohan, ni Woody Allen. Los diálogos que escupe Joel Murray (gran actuación), empapados de rabia, y sus momentos preachy por instantes parecen perderse en la textura. Es innegable que tienes enfrente la voz de una persona cansada de ver cómo su cultura se rebaja cada vez más. ¿Será controvertida? Solo en los Estados Unidos, donde se le acusará de anti-patriota y otras simplezas que acostumbra a arrojar la ultraderecha. Me vino a la mente el tagline del debut de Omar Rodríguez-López (Los Chidos): "El que no critica a su cultura, no ama a su madre." Es el mejor trabajo de la dupla Murray-Goldthwait desde One crazy summer.

[REC 3]

La noche fue devorada por los poseídos de [● REC]³ Genesis. Me acerqué aprehensivo, el found footage me tiene cansado. Además, mi cuerpo lo rechaza en butacas al frente de la sala. Paco Plaza la presentó ante un auditorio lleno sin mucha ceremonia pero entusiasmado por el estreno. Creo que acababa de llegar a Austin.

¿Qué nos queda ahora? ¿Más cinéma vérité? [● REC] no ha infectado a todos, aunque a este lado del mundo ha sido recibida con los brazos abiertos. ¿Cuántas franquicias de terror de habla no inglesa, produciéndose fuera de los Estados Unidos, puedes enumerar? Digo, démosle ese crédito.

Plaza, ya sin Balagueró, nos da una muestra de lo que es[● REC]sans el POV en primera persona. Me emocionó ver el foquito rojo apagarse y salir a explorar la película desde el punto de vista del director.

Ah, bueno y Leticia Dolera es un amor. Te reto a quitarle la mirada de encima y no sonreírle a la pantalla. Es la original boda from hell con caballeros en armadura en busca de sus princesas que visten de blanco y cargan una sierra eléctrica. Con el final que nos gusta a los románticos freaks.

J. de-León-Serratos (@dj_cthulhu)